lunes, 6 de octubre de 2014

Le Restaurant de Paul

Covent Garden es una de esas zonas de Londres tremendamente turisticas pero que de alguna manera mantiene cierto encanto a pesar de la cantidad de turistas. Cerca del centro de la acción está Le Restaurant de PAUL. Somos muy fans de PAUL en su versión de pastelería -no dejéis de probar su Gourmandise, una napolitana de crema y chocolate espectacular- pero he de reconocer que teníamos nuestras reservas sobre su capacidad de ofrecer una cena completa de tintes franceses. ¡Qué equivocados estábamos! Nos invitaron a probarlo un martes por la noche pero aún así había varias mesas ocupadas, siempre una buena señal. 


En la carta hay una corta selección de platos para compartir, platos pequeños que actúan como entrantes, sandwiches, platos principales y postres. Decidimos empezar con pastel de carne (3.95) -jugoso, lleno de sabor y muy casero-, jamón (3.95) -nada que ver con un buen Ibérico pero a veces hay que conformarse- y un Camembert al horno (5.95) que merece mención especial. Cocinado con ajo, romero y un toque de miel fue, sin duda, uno de nuestros favoritos de la noche, todo acompañado por los exquisitos panes de PAUL que también pueden comprarse en sus panaderías.


Seguimos con un entrecote (13.50) de muy buena calidad y bien cocinado al punto requerido, algo que no siempre pasa en muchos restaurantes. Las "frites" no decepcionaron, finas y crujientes. 

  
También probamos salchichas de Toulouse (10.50) -exactamente iguales que cualquier salchicha inglesa de buena calidad- sobre una cama de puré de patatas sencillamente perfecto y claramente casero con mantequilla y pequeños trozos de patata. La salsa bordalesa le pone al plato el punto francés y es una buena manera de completar el conjunto. 


También porque somos unos glotones irremediables, tuvimos que probar las patatas al horno, una pequeña ración de patatas con nata y queso que, sinceramente, necesitaban un poco más de sal.


Llegados a este punto estabamos llenísimos pero no pudimos evitar probar el petisú de chocolate, pasta choux ligera rellena de crema de chocolate, delicado y perfecto para terminar.


La carta de vinos contiene tintos, blancos y rosados franceses, la mayoría vendidos por vaso, medio litro o botella.

Conclusión, Le Restaurant de Paul es agradable, la comida exquisita, el precio estupendo sobre todo teniendo en cuenta la zona e ideal para todo, desde una parada con amigos para compartir unos platos pequeños - o la tabla de embutidos inmensa (16.50) -, hasta una cita romántica (por el tema del romance francés y todo eso). Y si no tenéis tiempo para una comida completa al menos cogeros un bollo o un pastel para llevar. No os arrepentiréis.


29 Bedford Street, Covent Garden, London WC2 9ED

3 comentarios:

¿Algo que añadir, preguntar o comentar? ¡Adelante!