miércoles, 11 de junio de 2014

Pizarro

A estas alturas, todos sabemos que la comida española en Londres no es igual que en España, algo totalmente lógico. Pero cuanto más tiempo pasamos en esta ciudad más apreciamos las versiones que ofrecen los restaurantes de la capital, como escogen los mejores ingredientes y adaptan los platos a un paladar totalmente distinto al español.

José Pizarro lleva mucho tiempo trayendo lo mejor de la gastronomía patria a Londres y cenar en Pizarro, su restaurante de Berdmonsey St, es una experiencia que va más allá del tipo de cocina. Es un entorno muy agradable, un equipo encantador y una comida elaborada con esmero para conseguir resultados de impresión.


Para abrir boca es imprescindible un plato de jamón con pan, delicioso. Continuamos con pulpo con una base de puré de patata muy ligero y pimentón. Pulpo es una de esas cosas que es difícil encontrar en Londres para cocinar y encontrar uno bueno en un restaurante aquí es complicado pero os aseguro que este se merece nuestras alabanzas.

La vieira que tomamos a continuación fue uno de nuestros platos preferidos. Cocinadas de manera totalmente diferente a la inglesa, troceada con una bechamel cremosa, llena de sabor y gratinada en su propia concha. Después le lelgó el turno a las croquetas de jamón y a una exquisita bomba de carne servida con alioli y tomate que no se nos quita de la cabeza.

Cuando creímos que no podíamos más llegaron las kokotxas de bacalao al pil-pil y claro, no pudimos resistirnos. Esa textura gelatinosa no es del gusto de todos pero nosotros somos grandes fans asi que disfrutamos de la calidad del pescado y la maestría al conseguir el punto de la salsa.

 
La carne lelgó en forma de uno de los especiales más exitosos de la carta, la presa Ibérica. A pesar de ser carne de cerdo se sirve considerablemente poco hecha y es una experiencia que seguro no olvidaréis. Perfectamente sazonada, se deshace en la boca y es altamente recomendable para compartir entre varios.


Llegados a este punto estabamos totalmente saciados pero en Pizarro las cosas se hacen con tranquilidad, nadie te presiona para terminar y comer rápido asi que tranquilamente nos terminamos el delicioso vino tinto y compartimos un fondant de chocolate con una copita del delicioso Txacolí Gorka Izagirre.

Una cena de casi tres horas llena de platos excepcionales, una conversación con el mismísimo José y bajo el cuidado atento de nuestro fantástico camarero David. Una noche para no olvidar y sobre todo, para repetir.

194 Berdmonsey St, SE1 3TQ



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algo que añadir, preguntar o comentar? ¡Adelante!