lunes, 25 de noviembre de 2013

Ibérica Marylebone

Si nos leeis con cierta regularidad ya nos habréis oído hablar de Ibérica. Cuando nos invitaron a probar su nueva carta, no pudimos negarnos.


Empezamos con una ración de jamón Ibérico de bellota de Los Pedroches, un gran aperitivo acompañado de pan con tomate.Continuamos con una tosta de queso manchego con cebolla caramelizada y espárragos trigueros (£4) donde el toque dulce de la cebolla en contraste con el queso fundido algo más fuerte son el complemento perfecto para los tiernos espárragos. Las croquetas de jamón (£6 por media ración) como deben ser, cremosas, con muchísimo sabor y un empanado crujiente. Después vino un recordatorio de mi tierra, Asturias, en forma de tortos de maíz con revuelto de queso Cabrales (£4). Los que habéis probado algo parecido podéis imaginaros lo bueno que estaba, los que no sepáis lo que son tortos tenéis que pasaros por Ibérica.

Arriba: Tosta de espárragos. Abajo: derecha torto con revuelto de Cabrales, izda croquetas de jamón
 

Seguimos con exquisitos chipirones a la parrilla (£7) con patatas cocidas sobre un mojo verde que resalta los sabores del conjunto. El toque verde lo pusieron unas endivias templadas con queso valdeón (£5) y para terminar el festín unas carrilleras extraordinariamente tiernas sobre puré de apio (£8). He de admitir que no me esperaba que el puré de apio fuese tan buena pareja para la explosión de sabor de las carrilleras pero es igual de cremoso y mucho más ligero que el puré de patata, ¡acierto!



















No podía faltar algo de postre y nos deleitaron con una tarta de manzana y crema catalana (£4) y el típico arroz con leche (£4) que me trajo recuerdos de mi infancia.

Pastel de manzana y crema catalana
En la carta también hay paellas, tortilla de patata, pulpo y otras delicatessen españolas y no tenemos duda de que todo estará al menos tan bueno como la selección que hicieron para nosotros. Una de las partes más divertidas de la cena fue explicar cada plato a mi acompañante inglesa, os recomiendo que hagáis lo mismo.

Bebimos sangría, comimos lo mejor de la gastronomía española con un giro de reinvención y disfrutamos de un entorno muy tranquilo en pleno Marylebone y un servicio absolutamente exquisito. Sólo puedo deciros que pensamos volver y que vosotros deberíais probarlo.



195 Great Portland Street
Metro: Regent´s Park, Oxford Circus

4 comentarios:

¿Algo que añadir, preguntar o comentar? ¡Adelante!