martes, 16 de octubre de 2012

CitizenM Bankside

El Bankside de Londres está creciendo en popularidad y no es casualidad que el primer CitizenM de la ciudad -hay planes para dos más- se encuentre en esa zona, cerca de la Tate Modern. Durante los tres primeros días de apertura, en Junio de este año, ofrecieron habitaciones gratis para "test sleepers" y nosotros fuimos parte de los afortunados. La filosofía del hotel es "Lujo asequible para ciudadanos del mundo" y el diseño, moderno y cuidado al detalle, es su característica más importante.

Parte de las áreas públicas de CitizenM Bankside
El check-in se hace a la entrada, muy rápida y facilmente en uno de los ordenadores. Si sois torpes con los temas tecnológicos podéis estar tranquilos, los embajadores del hotel están dispuestos a ayudar.
Los espacios públicos del hotel ocupan toda la planta baja. El bar, del que os hablaré con detalle en otra ocasión, está rodeado de una zona con sofás, un área de negocios con enchufes y televisores y infinidad de mesas, altas y bajas. Los muebles son originales, los colores vibrantes y si algo llama la atención es la infinidad de libros interesantes que cubren las paredes.
CanteenM está al fondo del recinto, una especie de buffet/tienda abierto 24 horas con bebidas y snacks y que se cubre de manjares fríos -varios panes diferentesy bollería- y calientes -salchichas, huevos, baked beans...- para desayunar. 

CanteenM preparada para el desayuno
La tarjeta-llave sirve para entrar en la habitación y para activar el ascensor y también se puede utilizar para cargar en ella los gastos de comida y bebida que son después liquidados en el check-out.

Las 192 habitaciones son exactamente iguales. Una gran ventana, cama ultra cómoda XXL, mini-nevera y baño. Una tableta de Samsung se utiliza para controlar toda la habitación, desde la enorme televisión plana, hasta las luces -que tienen varios colores-, la alarma, calefacción e incluso las persianas. Hay Wi-Fi gratis en todo el hotel pero la tableta también tiene acceso a internet. Una vez más, los enemigos de la tecnología no temáis, todo tiene también controles "analógicos".

Habitación del CitizenM
La ducha es considerablemente espaciosa teniendo encuenta el carácter compacto de la habitación y en vez de jabones tamaño viaje hay dos grandes botes de champú con un olor magnífico, uno con efecto relajante y otro con aromas energizantes.

Tableta para controlar toda la habitación, ¿el futuro?
En definitiva, CitizenM es un concepto atractivo y entretenido para viajeros que saben lo que buscan y ha llegado a Londres con fuerza dándo un soplo de vida a la zona de London Bridge.

20 Lavington Street, Londres SE1
Habitaciones desde £130

6 comentarios:

¿Algo que añadir, preguntar o comentar? ¡Adelante!