lunes, 29 de octubre de 2012

Chooks, El Rey del pollo frito

Durante años he creído que mi pollo asado era el más rico del universo gracias a las alabanzas infinitas de todo el que lo probaba pero la semana pasada descubrí que todos estábamos equivocados, el mejor pollo asado del mundo es, muy probablemente, el de Chooks.

Era miércoles por la noche y Chooks estaba prácticamente lleno, muy buena señal. Había mesas con parejas -espero que consolidadas, no te llevas a una primera cita a comer pollo con las manos-, un par de familias con niños, mesas con grupos de amigos...
Fuimos recibidos por camareros encantadores y gracias al servicio, rapidísimo, estábamos comiendo casi inmediatamente.

Las 3 piezas de pollo frito tenían un rebozado exquisito, muy crujiente y ligeramente picante. La carne estaba muy tierna y jugosa, cocinada perfectamente para no estar cruda ni demasiado hecha. Acompaña un bol de puré de patata con gravy, si no lo habéis probado tenéis que hacerlo, muy buena combinación.

Pollo frito con puré de patata y gravy
El pollo asado se puede pedir por cuartos -zanca y antezanca o pechuga y ala-, medios o enteros y con diferentes aliños: limon y hierbas, barbacoa o picante. Nos decidimos por pechuga -porque es la gran prueba del pollo, si está seca ¡gran error del cocinero!- al limón y hierbas. ¡Ay como me gustaría saber la receta exacta! Una vez más la carne estaba perfectamente al punto, jugosa y tierna y con un sabor intensísimo de muchas especias con un fondo ácido de limón.

1/4 Pollo asado, aros de cebolla y mac´n´cheese
Como acompañantes (todos 3 libras) nos decidimos por mac´n´cheese que estaban cocinados con ligero toque de chili y mucho queso como manda la tradición, y aros de cebolla que se han convertido en mi obsesión. Inteligentemente eran muy finos y el rebozado muy ligero y salado convirtiendo el snack, normalmente más pesado, en un bocado muy crujiente por fuera, tierno por dentro y no demasiado pesado.

Si no hubiera estado tan llena hubiera probado también la tarta de queso pero sólo eramos capaces de compartir un postre así que por recomendación de la camarera nos decidimos por Brownie con salsa de chocolate. Balance perfecto del dulce del pastel con la salsa agria de chocolate. Nos lo terminamos enterito.

En la carta también hay entrantes (desde 3.25) varias ensaladas (desde 5,50), unos cuantos bocadillos (desde 7,95), la "bandeja completa" que incluye pollo asado y frito y varios sides y es buena para compartir (22.95 libras). Para beber tomamos Curious Brew Lager (3,95) y nos quedamos con ganas de probar los Margaritas (6).

En definitiva, Chooks está en Muswell Hill y puede ser un paseíto en bus acercarse hasta allí pero merece mucho la pena por sabor, calidad y precio. Mucho cuidado hamburguesas, sliders y perritos porque el reinado del pollo ha comenzado.


Chooks
43 The Broadway, Muswell Hill, Londres N10 3HA
Abierto todos los días de 11 a 11
No se aceptan reservas

9 comentarios:

  1. Que ganas de que llegue febrero e irme a Londres, sin duda Chooks va a ser uno de los sitios donde voy a ir a comer, incluso igual me lanzo y pruebo el pure de patata y gravy!

    ResponderEliminar

¿Algo que añadir, preguntar o comentar? ¡Adelante!